O balbordo na Coruña ca falda pantalón

¡Sinvergüenza!
¡So cochina!
¡Qué se los quite!

No ano 1911 a prensa encheuse de artigos sobre a escandalosa falda pantalón. Ainda ca prenda pasaba bastante inadvertida, de feito era moi parecida a un tipo de falda e fora vista antes sin provocar leas,  o protagonismo nos medios disparou a caza da moza con falda pantalón.

En febreiro aparecen as primeiras noticias dos primeiros barullos en Madrid. Barcelona desminte que unha muller fora así vestida pola cidade:

No mesmo mes un artículo de opinión que laiábase da incultura dalgúns madrileños que adicábanse a persecución das mozas que se vestían coa falda pantalón. O xornalista conta que facía unhas semanas unha moza alemá paseara pola cidade da Coruña con esta prenda sin balbordo algún.

Screenshot_39
El Noroeste : Año XVI Número 5576 – 1911 febreiro 24

Outros periodistas tratan de entender por qué a xente alporizabase tanto ca falda pantalón? Non era especialmente fea nin descocada para ter que buscar refuxio cando a descubrían. Había quen pensaba ca ofensa estaba no nome da prenda: “¡Pantalón! Es demasiado atrevido el nombre ¡Pantalón! ¿Consentiremos de una vez que las mujeres se pongan los pantalones?”

A finais do mes de febreiro unha pasaxeira dun barco pasea pola Coruña en falda pantalón sin problema algún:

El Noroeste Año XVI Número 5579 - 1911 febreiro 27
El Noroeste – 1911 febreiro 27

Nos meses de marzo e abril a prensa trae novas de escándalos noutros lugares:

 

En marzo na Coruña uns rapaces de brincadeira “acusan” a unha muller de vestir falda pantalón, non tarda en amorearse a xente.

20031911
El Noroeste – 20 de marzo de 1911

Entrementres hai quen aproveitase da publicidade da prenda e anúnciase en Berlín a creación dunha cafetería con camareiras que van ir vestidas con ela:

20041911berlin
El Noroeste – 20 de marzo de 1911

21 de maio: O escándalo dos Cantóns.

El Noroeste (maio 1911)
El Noroeste (21 de maio 1911)

Tras este rebumbio a prenda esvaeuse da prensa e non sabemos mais dela na Coruña ata o 23 de setembro de 1914 cando unhas rapazas forasteiras foron acosadas por levar falda pantalón.

O escándalo da Rúa Real 1914.

 

A versión doutro xornal coruñes:

El Eco de Galicia (24 de setembro de 1914)
Un acto de incultura
El suceso de ayer

Ayer noche ocurrió un suceso que dice muy poco en favor de esta culta ciudad. Nada hubo que justificase las protestas, que originaron una imponente manifestación de desagrado hacia unas distinguidas señoritas.
El suceso que pudo tener más graves consecuencias, fue motivado por los groseros insultos que contra esas señoritas, que vestían con bastante sencillez, sin llevar nada que pudiese llamar la atención del moralista más escrupuloso, proferían unos desaprensivos jóvenes que a la sazón transitaban por la calle Real, que ayer estaba bastante concurrida.
A los gritos de ¡esas que llevan falda pantalón! acudieron otros jóvenes irreflexivos que dando una prueba de su incultura, se unieron a los iniciadores de la protesta. A aquellos siguieron otros, y poco a poco, hombres, mujeres y niños, se fueron uniendo al grupo, hasta formas una imponente manifestación que dando voces seguía a las distinguidas señoritas tan ajenas a aquel acto salvaje, mas propio de ser realizado por los habitantes de Cafrería que por los pobladores de la culta Coruña.
Las señoritas perseguidas hubieron de refugiarse en la casa de los señores de Obanza, encima de la “Farmacia Moderna”, en dos las pobres muchachas asustadas por la persecución de que eran objeto refirieron lo ocurrido.
Desde allí se mando venir un automóvil, en el cual marcharon las jóvenes forasteras. Al automóvil pasaron desde el portal de la casa del Sr. Obanza, por medio de dos filas de conocidas personas que las protegían de las iras del público irascible.
Aun después de estar en el automóvil, y cuando éste pasaba por la calle Real, la gente seguía diciendo denuestos y silbando inconscientemente a las señoritas perseguidas.
Tratase de dos muchachas recien llegadas a la Coruña, y esto nos obliga a hacer esta triste reflexión: ¿qué diran esas jóvenes, de este pueblo que goza fama de cultura y que en esta ocasión ha demostrado que tiene habitantes tan incultos y descorteses como los que ayer se hicieron odioso ante los que contemplaron tamaños desafueros, impropios de una ciudad de primer orden?
La Coruña nada ganó ayer con la censurable conducta de los autores de la cobarde actitud a que nos referimos. Lógico es que la familia de las jovenes agraviadas, no vea ciertamente un hidalgo en cada habitante de este pueblo.
Y al cambiar de residencia no han de ser estas jovenes más que portavoces de una incultura que anoche se exteriorizó de una manera tan triste para los que luchamos porque nuestra querida ciudad ostente con justicia los títulos de culta, hidalga y hospitalaria.
Ayer era objeto de generales censuras la policía y la guardia municipal, que presenció impavida lo sucedido sin haber practicado una sola detención.

Cómo era unha falda pantalón? Pois na pasarela de moda daqueles anos, que era a visita da xente importante o hipódromo parisino de Longchamp, La Ilustración artística (outubro, 1908) presenta o modelo da seguinte maneira:

No era esta que dejamos descrita la única falda “sensacional” que pudo verse en Longchamp; otra había más atrevida aún, la llamada falda pantalón, que, como puede verse en una de las fotografías reproducidas en esta página, excede á todos los atrevimientos hasta ahora vistos en trajes femeninos.

faldapantalon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s